Es peor que un crimen, es un insulto.

Ayer avancé mi opinión sobre el número dos de la candidatura alavesa del PP, el alcalde que lo seguirá siendo si la oposición no lo remedia. Aunque me quedaba algún fleco en lo que comenté, no pensaba dedicar más tiempo al asunto (es lo que tienen los número dos, que no son number one aunque se pongan cerca). Si acaso añadir algún matiz como comentario. Hoy pensaba dedicarme a comentar algún libro pero el número dos y  el facebook me han hecho cambiar de idea.

Decía el alcalde en su muro:  “Quiero poner voz a todos los que, al margen de ideas políticas, nos rebelamos ante el histórico ninguneo del Gobierno Vasco con Vitoria Pienso seguir teniendo opinión propia al margen de las siglas de mi partido, siempre que eso favorezca a Vitoria“, y comentaba yo algo así como que si históricamente alguien había ninguneado a los vitorianos y perjudicado a los alaveses esos no eran otros que los mezquinos gobernantes, vitorianos y alaveses ellos, que hemos tenido los vitorianos y alaveses, nosotros. Y que si contra alguien debíamos rebelarnos para mejor vivir nuestro presente, y plantear nuestro futuro, era precisamente contra ellos. Terminaba diciendo que con una unidad alavesa que tuvimos ya fue suficiente. No es una trascripción literal, porque, desgraciadamente a estas horas el comentario ya no está. Según dice uno de los comentaristas a otro “desaparecido” la cosa es que el alcalde, (en su indignación anti bilbaina y traicionado por su subconsciente con tanta B que tiene BilBao, esto lo digo yo), ha escrito “nos revelamos” en vez de “nos rebelamos”. Así que ha borrado el post para corregirlo y algunos comentarios se han ido al limbo. Puede que sea el caso del otro “desaparecido“, pero no el mío. Además llueve sobre mojado. Es la segunda vez que lo hace, lo de eliminar un comentario que disuene en su corte de halagos me refiero.

Pues bien, si no querías comentario toma comentario y medio.

Ayer presumía usted de que con su contribución a la política vasca desde el presumiblemente nuevo cargo de parlamentario (todavía podría entrarnos la cordura a los votantes y evitarlo), además de los loables intereses vitorianos que defendería, resultaría muy rentable porque renunciaría al sueldo como parlamentario con el ahorro que eso supondría. Pues lo siento mucho, pero como dirían en cierta campaña publicitaria de gran éxito en la tele… ¡¡¡Error!!!

Los ciudadanos vascos elegimos 75 representantes no para pagarles un sueldo, sino para que se lo ganen. Los que además creemos en la importancia del papel de esos 75 representantes los queremos trabajando noche y día centrados exclusivamente en sus tareas: fijar nuestras normas de convivencia, plantear y sacar adelante nuestros proyectos como sociedad y por supuesto controlar y fiscalizar las acciones del gobierno y sus intstituciones. Visto así no hay favor ni ahorro.

Usted pretende ocupar una silla para la que no tiene tiempo. Usted degrada y denigra la misión y el valor de esa silla usurpándosela a otra persona con el tiempo suficiente para dedicarle la atención que merece, que digo yo que entre más de 200.000 alaveses con derecho a voto alguno habrá capaz de dedicarse en cuerpo y alma a la defensa de Vitoria, como usted pretende.

Además,  ¿de quién tiene realmente la ciudadanía alavesa que defenderse? ¿Contra quién tiene que rebelarse? ¡Ya está bien de mesías, profetas e iluminados cuyo único mensaje es culpar siempre al vecino! La culpa de las miserias en que vivimos muchos ciudadanos no las tiene ningún bilbaino, ni posiblemente ningún gipuzcoano por el mero hecho de su condición de tal. Hasta es posible que no sea el culpable un alemán, un  francés, un chino, un madrileño o un filipino.

La culpa de muchos de nuestros males tiene muchas veces apellido compuesto y rancio abolengo. Es nuestra histórica clase dirigente timorata y provinciana. Incapaz de mirar más allá de los cristales de sus gafas y más pendiente de la linde de su huerto que de subirse al progreso de los tiempos. Encerrada en sus salones con vistas a la llanada y enfrascada en discusiones bizantinas viendo pasar uno tras otro los trenes de largo. Esa mentalidad provinciana cuyo mayor logro es colocar a sus peones cerca de la corte para que al final ni pinchen ni corten nada que no sea en su provecho y volver, como si fuesen Dato o Alonso Vega, trayendo sus migajas de pan seco para ofrecerlas a los paisanos como si fuesen huevas de esturión o angulas de aguinaga.

¿De que nos sirve tener un portavoz vitoriano e ilustre haciendo de portavoz en el congreso? ¿De qué nos sirvió tener a un flamante exdiputado general sentado en la mesa del senado? ¿Es alavés Treviño? ¿ha cerrado Garoña antes de suspender pagos? ¿hay garantías de que no seremos frackeados? ¿está por fin el tren soterrado? ¿y el banco de españa tanto tiempo desbancado? ¿Y los terrenos de Araca?

Y además… cuando dice usted que irá al parlamento a defender la voz de los vitorianos, que lo hará, ¿solo cuando el enemigo sea bizkaino o gipuzkoano? ¿o lo hará también cuando se trate de mantener al país fuera del copago que su partido predica? ¿será también el verso suelto con lo de las hipotecas?

Mire, y ya termino, si de legitimar la política y las instituciones se trata quedese usted como alcalde mientras dure, o vaya al parlamento con su verso libre, pero no se crea usted imprescindible, ni comparta con nosotros la ilusión de ser el enormemente popular alcalde, salvo que lo de popular venga por lo de partido. Recuerde en todo caso, que de 183.807 vitorianos que pudieron votarle sólo le votaron 32.033, y si me matiza que es que a los que les da igual porque no votan o votan en blanco no les cuente, pues le atiendo y le recuerdo que hubo 75.286 vitorianos y vitorianas que puestos y dispuestos a votar lo hicieron a otro que no fue usted. Por cada uno que le votó dos votaron a otro y dos más ni a los otros ni a usted, por supuesto.

Más modestia, más humildad, y un poquito menos de señalar fuera para disimular lo que hay dentro. De lo contrario se podría usted haber evitado la corrección en facebook, porque en efecto, con esta como con otras campañas, usted no se reBela, usted, efectivamente se reVela como es.

4 comentarios

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.